Jueces – resumen

Por L M Grant

"En estos días no había rey en Israel; cada uno hacía lo que bien le parecía."

                                    Jueces 21:25

Jueces es un triste contraste con Josué. Trata del tiempo cuando una sucesión de Jueces sucedió a Josué como gobernadores de Israel en su tierra. Pero su tema principal es el del fracaso de Israel en tomar posesión de toda su tierra. En cambio, por la indiferencia o la debilidad (o ambas), ellos no expulsaron a los enemigos de Dios, de modo que aquellos enemigos a menudo, una y otra vez, llevaban a Israel a someterse a ellos. Una y otra vez, por la desobediencia a Dios, fueron vencidos por enemigos, con todo, en cada ocasión Dios, en maravillosa misericordia, levantaba un libertador para ellos.

Esto nos recuerda aquellos libros en el Nuevo Testamento, tales como Gálatas y 1 Corintios, escritos debido a la necesidad de seria reprobación y corrección. Aunque nosotros podemos, en cierto grado, estar disfrutando de la verdad pura de la Palabra viva de Dios, nuestra herencia -aquella gran tierra de los lugares celestiales con sus innumerables bendiciones - permanece en gran parte sin ser poseída por los santos de Dios. La falta de fe, la falta de energía espiritual, la falta de genuino amor por Cristo, nos han dejado demasiado indiferentes a la preciosa plenitud de las posesiones que son apropiadamente nuestras.

El último versículo del libro de Jueces, citado arriba, enfatiza la desagradecida independencia de Israel en aquellos días, cada uno haciendo lo que bien le parecía. Un espíritu de insubordinación a la debida autoridad dejará a cualquiera de nosotros igualmente estériles en cuanto a prosperidad espiritual.

L M Grant

Home
Comentarios Bíblicos
Libros
Articulos
Enlaces

Copyright © Biblecentre.org :: Free for personal use
Publication only with prior permision from Biblecentre